Adelgazar haciendo las paces con tu cuerpo


Cuerpo enojado para adelgazar haz las paces con él

“No siento hambre durante el día y no se cuando estoy realmente llena/o”

He escuchado muchas veces esta frase de las personas que acuden a que las ayude con el adelgazamiento de su cuerpo

Mi respuesta siempre es: “Tu cuerpo está confundido y muy enojado contigo

Tu cuerpo tiene buenas razones de estarlo si tú has hecho  las siguientes cosas y cometido abuso con él

1. No comiste cuando tenía hambre y tu cuerpo te pidió alimento y comida (hiciste dieta y le restringiste el alimento)

2. Le diste comida cuando no quería (comiste por horario y por acompañar a otros que estaban comiendo sin tener hambre o comiste solo “por comer”)

3. En ocasiones comiste tanto que llegaste a  hacer reventar tu estómago. Seguiste comiendo aún cuando hacia rato que te gritaba que no deseaba comer más

4. No le diste los alimentos que te pedía (te pidió unas exquisito postre y se lo negaste)

5. Le diste alimentos que no te pedía (le diste solo alimentos dietéticos)

Si haz hecho estas cosas claramente haz  castigado y abusado injustamente a  tu cuerpo

¡Lo haz venido maltratando despiadadamente!

¿Es extraño que esté enojado contigo?

¿Es extraño que hayas acumulado grasa en tu cuerpo?

Si incurriste en esas conductas entonces cada vez que levantó su voz para hacerte saber sus necesidades no le escuchaste. Lo ignoraste completamente e hiciste lo que tú querías. Y no lo que él te suplicaba y pedía

Si fue así.  ¿No tiene toda la razón para no hablarte, para estar  confundido y  enojado contigo. No es razón suficiente  para que él ahora esté fuera de control?

Si este es tu caso entonces  probablemente ya no sabes cuando  tienes hambre de verdad  y probablemente tampoco sabes cuando está satisfecha o llena

Se perdió la comunicación entre tu y tu cuerpo. Se rompìó también la conexión neurológica estómago-cerebro

Ponte un instante  en su lugar…

Si tuvieras un amigo y le comunicas cosas que necesitas y que realmente son importantes para ti. Y cada vez que lo haces tu amigo te ignora

Simplemente no te presta atención. Es indiferente a tus palabras y mensajes. Hace como si no existieras y tampoco  le importa lo que le dices

Y como si fuera poco  en retorno te obliga a  hacer  cosas que son exactamente contrarias a lo que le has estado pidiendo

¿Cuál sería  tu actitud hacia ese amigo tan abusador y que asume una actitud tan desdeñosa y miserable contigo?

¿Continuarías hablándole o simplemente dejarías de hacerlo? ¿Acaso no tendrías razón en  no volver  a dirigirle  la palabra nunca más?

¿Acaso no estarías enojado con esa persona tan ingrata  y abusadora?

Eso es exactamente lo que tú haz hecho con tu cuerpo

Por esa razón ya no te habla. Está enojado contigo.

Ya no confía en ti. Sabe que no le prestas atención ni te interesan sus necesidades

Si ese es tu caso. Probablemente ya no tienes sensaciones de hambre o plenitud

Tu cuerpo ya no te da señales. Simplemente no te habla. Está enojado contigo

Nosotros –por hacerlo más gráfico- en el tratamiento Estreching denominamos al mensaje de hambre “sensor 1” (de hambre) y al mensaje o señal de plenitud le denominamos –también para hacerlo más gráfico y dramático- “sensor 2”

Y así me referiré a ellos en las grabaciones de abajo en este blog

Pero, por ahora, ya es tiempo que hagas las paces con tu cuerpo y te reconcilies con él

La única forma de que él vuelva a confiar en ti es que comiences aprestarle atención, a escucharle y tratarle con respeto

Prestar atención a las señales prestar atención a los “sensores 1 y 2” de tu cuerpo

Y dejar de hacer las cosas señaladas antes. Es decir: dejar de IMPONERLE cosas a tu cuerpo si deseas realmente adelgazar y de manera definitiva y sin rebote

Y comienza  a hacerle saber que respetas su sabiduría, sus mensajes y sus consejos

Comienza a restablecer la comunicación con él (sensores 1 y 2). Y hacerle saber que ya no le consideras como un idiota, ignorante y que tú sabes más que él

En el tratamiento Estreching es lo primero que deben hacer lo participantes

Escuchar y prestar atención cada hora por el lapso de 10 días seguidos a su cuerpo. Prestar atención cuidadosamente a sus mensajes (sensores 1 y 2)

Mediante una tabla específica los participantes registran los  mensajes de su cuerpo y se rigen para comer, o no comer,  por ella

De esta forma vuelven a comunicarse con el y a  respetar  su tremenda sabiduría

Al hacer esto -junto a otras cosas del tratamiento- comienzan de inmediato a adelgazar y perder peso

He preparado dos  grabaciones MP3  especiales que están incluida aquí y que te permitirán comenzar a recuperar los mensajes y las comunicaciones de tu cuerpo si  los habías perdido y ya no los recibías

Comenzarás a re-activar los “Sensores 1 y 2” -hambre y plenitud- de tu cuerpo

Vamos a comenzar a restablecer la neurología perdida entre tu estómago y tu cerebro –aquellos sensores que ya nno estaban funcionando

Esos sensores se estropearon  completamente por los abusos que cometiste contra tu cuerpo

Cualquier duda que tengas hazme saber a mi correo personal para apoyarte

RESTABLECIENDO LA ACTIVIDAD DE LA SENSACIÓN DE HAMBRE (SENSOR 1)

RESTABLECIENDO LA ACTIVIDAD DE LA SENSACIÓN DE PLENITUD (SENSOR 2)

Si le ha gustado este artículo por favor déjenos un comentario abajo.

Luego suscríbase a nuestro boletín mensual completamente GRATIS -usando la ventana de diálogo arriba a la derecha- para recibir más artículos nuestros mes a mes en su casilla electrónica

Dr. Rod Fuentes

Creador del Tratamiento Estreching para adelgazar con Hipnosis

Director Sociedad Chilena de Hipnoterapia HIPNOMÉDICA

Comments are closed.